Llovieron caricias


Poema de Marielo Bonet

Más de mil veces quiso morirse.
Decir que tenia mojada hasta el alma,
seria creer, qué algo seco le quedaba.

No tenía un mal resguardo. Era la nada.
Tiritaba con espasmos sumergido
medio cuerpo en sucias aguas.

No había salida. Solo la muerte
esa noche lo esperaba.
En el último latido, recordó a su ama.

Llovieron caricias y tontas gracias.
Requiebros y jolgorio. Cantos y celadas
por dentro y fuera de la casa.

Decir que el sol los iluminaba
seria tontería vana. Eso hacia siempre
cuando juntos los pillaba.

Recordó su cálida manta. Y lloro.
Recordó sus abrazos. Y lloro.
Recordó sus te quiero, y murió.

Abrió los ojos con sorpresa,
con las orejas escuchando alerta.
A gritos sin agravio, su ama lo reclamaba.

Su manta era de flores y las olió.
Mordisqueo los brotes y los destrozo.
Hizo un quiebro y se revolcó.

En abrazo se fundieron tal mantequilla
en bocadillo,puesto en asadora con jamón.
Y se comieron sin hartarse ,qué es lo mejor.

Ahora, están volando juntos. Los veo
correr a mi encuentro en este día
que siento…,escapárseme la vida.

Leer otros poemas de Marielo Bonet pinchando aquí.