El dominador


Poema de Marielo Bonet

La vio mover las caderas
bailando el cha cha cha,
y lo incendió la pasión.

Lucía una blusita verde,
con minifalda de flores
y zapatos rojos de tacón.

Lanzado. Conquistador,
le sonrió de oreja a oreja
cantando, cual ruiseñor.

Pasaron días felices
comiendo queso, jamón,
y también perdices.

Luego le pareció corta la falda.
Corta las mangas. Cortos los shorts,
las bragas y el camisón.

También la convenció
de que el negro era su color.
Y con zapatillas, que caminaría mejor.

Si ella tomaba la iniciativa,
se enfadaba el tontorrón,
¡le pillaba de sopetón!

¿Maquillada? ¡Ni hablar!
¡Eso era de buscona y putón!
El pelo cano, le quedaba mejor.

Y cuando la convirtió en su abuela,
¡se fue con una que pasaba
luciendo, toda ella de color!

Leer otros poemas de Marielo Bonet pinchando aquí.