Rocío de la noche


Poema de Carmen Pérez Ballesteros

Creíamos morir
con tan precioso don,
la fatiga de la vida
nos inundaba de sudor,
aguantando adversidades
con firmeza y pasión,
moríamos muy adentro
con un cierto perdón.

La noche me acechaba
y sentía temor
con humilde nostalgia
Gemía a mi alrededor
Buscando tu alma
sedienta de amor,
de un rocío tierno
emulaba tu voz.

Rocío de mi noche
no te vayas de aquí
qué sé donde te escondes
por el vacío que hay en ti.