Emocionante pregón a la mantilla en la Casa de Melilla en Málaga

La Casa de Melilla en Málaga celebró el pasado viernes día 29, como estaba anunciado su ya tradicional Pregón a la Mantilla, en su sede malagueña de Plaza de Basconia.

El salón Rusadir de la Casa, totalmente lleno de un expectante público, compuesto por socios y amigos, vecinos y representantes  de Peñas y otros colectivos sociales superó todas las ediciones anteriores.

La personalidad de pregonero, así como la de la anterior pregonera era la razón del interés de todos que esperaban un pregón de nuevo estilo y de gran emoción.

Un precioso escenario con profusión de motivos anunciadores de la cercana Semana Santa de Málaga, realizado por el equipo de Rafael Ruiz Cortés presidia el Salón donde se fueron acomodando señoras del Rincón Femenino de la Casa, que se adornaron con la Mantilla en recuerdo y homenaje a Margarita Cepe, esposa de Antonio Ruiz Cortes, secretario de la entidad, fallecida recientemente, que fue  muy activa en el hacer del muy destacado espacio que las mujeres desarrollan durante todo el año.

Dio comienzo el acto Juan Hernández, encargado  de las relaciones públicas de la Casa que tras el saludo a los asistentes, excusó la ausencia de la anunciada pregonera del pasado año Ángeles Maza Camacho que esa misma tarde comunicó la exigencia de un inaplazable viaje fuera de Málaga motivado por urgencia familiar.

Ante este problema el pregonero solicitó la presencia de un presentador y solicitó la ayuda del conocido peñista Pepe Ocón, quien aceptó encantado y efectuó la lectura de las cualidades historial y méritos del pregonero Antonio García Pereyra al que dio entrada e invitó a subir al estrado y realizar el pregón objeto del acto, un gran y entusiasta aplauso de todos premió su disposición. Gracias Pepe.

Una vez en el atril y tras los saludos de rigor, dio comienzo a la lectura de la presentación que envió la presentadora ausente, con las cualidades del pregonero y a los que añadió otros que por conocimiento de su personalidad y condiciones debían ser conocidos

Empezó de esta manera:

Érase una vez un hombre que creía en la paz y en la belleza, en tu tierra y en las palabras. Un poeta.

Nuestro pregonero es lo más parecido a un hombre del Renacimiento, que lo mismo diseña una maquinaria que te llena con sus palabras. Se llama Antonio Jesús García Pereyra.

Más malagueño que una biznaga, nuestro protagonista de hoy es Ingeniero Industrial por la Escuela Universitaria Politécnica de Málaga. Pero no contento con eso, ha cursado estudios de Derecho, Psicología y Lengua y Literatura.

Al final tiraron más las letras que los números y por eso es escritor y poeta.

En la actualidad es Director de “Eurocorrector” (Agencia de correcciones literarias), una profesión más que necesaria en tiempos de qués con k y de h fuera de sitio. De las tildes mejor ni hablamos. Qué daño le ha hecho Whatsapp a la ortografía.

Forma parte del consejo editorial de la revista cultural “En la Verde Orilla” y ha sido Columnista del periódico “La voz de Benalmádena” y  crítico Literario del programa de radio “Por fin es Viernes” en COPE MÁLAGA durante tres temporadas.

Es habitual encontrarle impartiendo conferencias en jornadas literarias y otra de sus facetas profesionales es la de gestor cultural de eventos poéticos.

Es coordinador de los talleres de literatura y poesía de la Asociación Victoriana de Málaga y sabe lo que es ganar y quedar finalista de concursos literarios.

Por ejemplo:

-Primer premio del II Concurso de Poesía “Poeta Teresa Aguilar”, organizado por el ayuntamiento de Casabermeja y la Academia Malagueña de las Artes y las Letras. (Junio 2018)

- Primer premio del II Concurso Internacional de Relatos “Holiday Rural”, donde participaron 17 países. (Febrero 2014)

-Finalista del certamen poético “Roberto Juarroz” en Argentina. (2015)

- Finalista del II Concurso de relatos de la Fundación Camilo José Cela. (2014)

*Sus poemas y relatos han sido editados en más de una veintena de antologías y revistas culturales, algunos de ellos traducidos a varios idiomas.

También se ha llevado varias menciones honoríficas, como el premio Victoria Málaga de Cultura 2016, la distinción de honor concedida por LA UNESCO por su aporte a la Cultura o el “Premio Mundial a la Excelencia Literaria” en el II Congreso Mundial de Escritores “Miguel de Cervantes”, celebrado en Orlando, EE.UU.

Es Embajador Universal de la Paz en España, del círculo de Embajadores Universales de la Paz, con sede en París y Ginebra, embajador del Museo de la Palabra de Toledo y tiene el máximo galardón Literario concedido por la Unión Nacional de Escritores de Turquía.

Actualmente, es presidente nacional de la Unión Hispano mundial de Escritores en España, presidente de la Asociación de Poetas de España, representante y coordinador en España de la Academia Mundial de Literatura, Historia, Arte y Cultura y ha sido propuesto para ser Director de la Escuela Superior Mundial de Bellas Artes y Literatura.

No es la primera vez que se sube a un atril. Anteriormente, fue pregonero del Día del Carbonero, Monda; de la Exaltación de la Mantilla, (Asociación Victoriana); de la Virgen del Carmen (Patrona de los Submarinistas de Málaga) y del Aniversario de Las Protegidas, Nerja.

Ahora, le cedo el testigo, tiene el enorme honor de cantarle a la Mantilla y a la Semana Santa ante una entidad señera y señora. Una casa que igual que ya es un poco mía, esta noche será también suya.

Con ustedes, el pregonero de la Mantilla de la Casa de Melilla en Málaga, Antonio García Pereyra. Tiene usted la palabra.

Pregonero: ACOMPAÑADO POR ALFONSO MILLÁN QUINTANA (A LA GUITARRA), Y PEPE SERNA AL PIANO.-Lo primero que diré… es que soy FELIZ, feliz porque me encuentro rodeado de mis amigos, de mi gente, de mis malagueños, de mis hermanos… porque eso es lo que sois para mí y así es como os siento: como familia. 

No es la primera vez que soy pregonero… pero sí la primera en que voy a dar el pregón más personal de todos y con el que probablemente me emocionaré. ¡Qué bonito suena la palabra pregonero! Y qué hermoso es que no se pierda la costumbre del pregonar.

Cómo no sentirme feliz y orgulloso… si la Casa de Melilla, esta institución tan sagrada y tan antigua, me elige para que sea yo quien pregone su vigesimoctava exaltación de ese atuendo tan nuestro.

De la Mantilla se pueden decir tantas cosas… que sería inacabable un pregón sobre ella, pero creo, a mi parecer, que ya está todo dicho en su totalidad. ¿Quién no sabe lo que es una Mantilla, sus usos, su historia, su arraigo…? No esperéis un pregón a modo de clase magistral, porque mi misión hoy no es dar lecciones ni hablar en un lenguaje docto respecto a esta materia. Hoy, mi misión es hablar y ensalzar a la Mantilla. Luego trató de uso de la Mantilla en su casa de sus charlas con su madre y su abuela de la historia de la Mantilla en su familia su importancia en la mujer española, sus privilegios de vestirla en importantes ocasiones en el transcurso de sus vidas.

Introdujo poemas y canciones acompañado con fondo de guitarra y piano, creando una espacial ambiente de emoción que la audiencia siguió intensamente y su abuela se contó su vida en Melilla y un suceso que impactó en su ser y que la mantilla tuvo tal importancia que la condicionó vitalmente y que hasta este día no había comentado.

El relato le sedujo de tal manera que toda su vida quedó marcada, como cuando su traje de comunión fue negro y con mantilla.

Seguro que alguna de vosotras, madres y abuelas que hoy lucen mantilla, tendréis historias como ésta para contar a vuestros hijos y nietos. La mantilla es como una alianza que pasa de padres a hijos, que se deposita en las manos de nuestros descendientes como si fuera una reliquia o una corona digna de un sucesor de varonía real.

Por encima de las breves pinceladas que he dado sobre la mantilla, a posta, porque no estamos aquí para aleccionar a nadie, quiero que quede latente que la mantilla no puede caer en el olvido. Hay que pasearla, hay que ensalzarla y pregonarla, hay que revelarse pacíficamente, como lo hacen las grandes figuras, y lucir sin miedo esta prenda, con orgullo, como lo hicieron ya en 1871 con la famosa rebelión de las mantillas donde se pretendía mostrar el españolismo.

Para resumir y exaltar propiamente a la mantilla, voy a recitar un poema, y con esto acabaré; un poema titulado “Exaltación a la mantilla” y que ha sido incluido en el acto que celebra la Congregación del Santísimo Cristo de la Fe (Madrid) “Cristo de los Alabarderos Reales” y María Inmaculada Reina de los Ángeles; acto presidido por la Infanta doña Elena de Borbón
Gran emoción en el recitado de su poema acompañado al piano y acceso final de todas las mantillas que estaban sentadas entre los espectadores al escenario para unirse a las del Rincón Femenino para cierre final del acto.

Entrega de flores a las señoras de mantilla y entrega por el presidente de la Casa de Melilla de un cuadro con el ánfora símbolo de Melilla a los músicos y a Pepe Ocón de unas miniaturas del Palacio de la Ciudad Autónoma.

Cierre final donde todos los asistentes pasaron a la amplia zona del comedor y degustaron una nutrida copa de vino y aperitivos.

Texto: Juan Hernández Pérez
Fotos: Antonio y Rafael Ruiz Cortés