La niña sentada


Poema de Paco Veira

Quisiera  decir tantas cosas,
pero el silencio me impide recordar,
me lo contaban y nunca lo creí,
que hijos de una misma cuna
hayan nacido para sufrir

Malos sentimientos en el alma,
El corazón endurecido por la maldad,
La sinrazón  embarga la verdad,
La Verdad de la felicidad

Caminos paralelos
Mirando al mismo sol
De la mano cogidos,
 Marchamos hacia el mismo Dios

Cierro los ojos, no quiero ver
Que poco valor le damos a  una vida
Bendecida por el fruto del amor,
Con  sufrimiento y dolor,

Juntemos nuestros caminos,
No miremos atrás,
Miremos hacia el futuro,
Que el camino de espinas
Se convierta  en camino de rosas.

Saciemos nuestra sed de esperanza,
Bebamos en la misma fuente,
La de la verdad
La que nos conduce por el camino del amor.

Leer otros poemas de Paco Veira pinchando aquí.