Silencios


Poema de Miguel Bou Piñón

Cuando abandonas
la vociferante multitud,
llegas a un silencio,
y sin un respiro,
aparecen los gritos
de tu interior,
reclamando su sitio.

Son rotos lamentos,
sueños frustrados,
el canto del YO.

Si superas la barrera
de ese niño abandonado
que todos llevamos dentro,
naces a un nuevo silencio,
más denso,
repleto de abismos,
luces multicolores,
música muda
que te acaricia por dentro,
y de repente una voz.

Reconoces su brillo,
que te ama sin decirlo,
que te lleva sin tocarte,
el primigenio aliento vital
de donde nace tu fuerza,
fuente de tu voluntad.

Cuando penetras en ti,
amanece tu verdad,
el espejo en que te miras
el sueño real,
lugar donde inicio y luz
se recrean,
génesis de tu ser,
el primer suspiro
de tu creación,
la mansión de tu paz.

Leer otros poemas de Miguel Bou Piñón pinchando aquí.