Francisco Luque Bonilla, poema


Era un 18 de agosto

Era un 18 de agosto,

era un verano de sangre.

Era la España, de las dos Españas,

una matanza entre hermanos, eso era.

Era la sinrazón caminando,

era la injusticia que va enloquecida.

Era un huracán de odio

arrasando seres humanos.

 

Una  herida de muerte recorre  Granada.

Está la sangre  amaneciendo en la tierra.

Un negro quejido se oye entre sombras,

una muerte profunda en los cuatro costados.

Han matado a Federico, al poeta.

 

La sangre amanece en Granada.

El  silencio de una  muerte anunciada

el grito de los fusiles,

un silencio de anónimas fosas.

todo está muy quieto.

Han matado a Federico, al poeta

 

Esa madrugada la luz era hierro

no soplaba una brisa y los cipreses de sal

estaban inmóviles, testigo silenciosos.

Aguardando la salida del sol.

Pero el sol ya no se levanta.


Poema dedicado a Federico García Lorca.

Francisco Luque Bonilla es miembro de la Unión Nacional de Escritores de España.