Tanto monta


Poema de José Antonio Fernández

Entre el hombre y Dios, entre Dios y el hombre
trota el potro de las preposiciones.
Como Dios es: en, por, para, desde el hombre,
es el hombre con, bajo, aún, de Dios.

Y sin embargo, pero…¿qué es Dios sin el hombre?
O qué el hombre contra Dios, por ejemplo.

A bien o mal os digo, que si confuso es el trote
entre el hombre y Dios cuando el potro
responde al nombre de preposición,
jamás vocablo enredárame, confundiéreme ni hiciéreme
perder el equilibrio tanto, como ese pero: ese “sucede”
que por más que brinco sigo a dos velas…

Leer otros poemas de José Antonio Fernández pinchando aquí.