Una visita corta


Poema de Rafael Pérez

(Aula Dei de Zaragoza)

Se abre el portón, entro,
y ya dentro, es sólido un silencio
que traicionan murmullos de agua,
trinos dispersos y olor a incienso.
Figuras sin nombre, doman su andar
por el claustro viejo, pasos penitentes,
hilera de cartujos, silencio.
La iglesia los acoge, y algunas velas
queman las primeras horas del alba.
Una campana ritma el cortejo,
maitines resbala por el aire
con sus salmos, himnos y rezos.
Luego, la paz gana tiempo.
Y al salir, mi mundo se destapa,
-distinta medida-
y una zozobra sinuosa en el alma
atiza mi fe deshabitada.

Atrás, el cartujo convento.
Y ya lejos, en el tumulto de las calles,
doy todo su valor al silencio.

Leer poemas y relatos cortos de Rafael Pérez pinchando aquí.