Padre…grito de hielo en tercera persona


Poema de Nuria González Carrillo

No era su padre, nunca lo fue,
lo trajo al mundo con una vara de hierro,
esperando a sacudir su ira sobre él,
esperando vejarlo hasta achicarlo y hacerlo niebla.
no era su padre,
era la ignominia hecha hombre,
la espada sobre el alma,
lo engaño de niño, para luego dinamitarlo.
No, no, no lo era,
era el castigo del inocente, las lágrimas de coral.
Alegría de la calle, el verdugo en su casa,
cartea loca del que dirán,
tapando la leche negra de sus entrañas.
Le llaman padre, pero no es su padre,
es la soberbia,
la llama muerta,
la conciencia apagada,
la cólera.
¡Anda ya de dar lecciones!
cógete la consciencia antes de que se te rompa,
no mires lo espejo, te vayan a devolver vómitos de orgullo.
Quítale tus zarpas del cuello,
ya es tarde,
da igual que todos lo critiquen,
huirá,
se alejará de ti....padre.

Leer otros poemas de la autora pinchando aquí.