Sultana mora


Poema de José Francisco Romero

La luna sultana mora,
la dueña de mis deseos,
quiere arrancarme ahora
el dolor de mis desvelos.

Tu estrella radiante, mira;
mi luna de plata... observa.
Amor que cándido un día
durmió junto con tu beso.

Un beso... ¡Que no fingido!
Un beso de... ¡Sí, te quiero!
Te quiero dijiste entonces
Te quiero... y no te miento.

Al cabo de cuatro noches
¡Sultana! Rompí mi pecho
al ver que me abandonabas..
no vivo... ¡ya estaba muerto!

¡Podrán pasar medios días!
¡Podrá pasar noche entera!
La luna será mi guía; 
la luna será mi empeño.

¡Que no te dejo con otro!
¡Que quiero tenerte en sueños!
¡Que ya no me queda aliento!
¡Sultana, de mis desvelos!

¡Ni corren ya los caballos
¡Ni granada... es ya mora!
Ni yo tu dueño, Sultana,
Ni tu dueño, ni tu ahora.

Sencillamente te dejo
Que encuentres tu mejor hora.
Que yo ya muero por dentro
Que mi alma solo llora.

Corre libre los caminos,
¡Corre! Corcel que enamoras.
Pero recuérdame siempre
Como alguien que te adora.

Mi luna sultana mora
La dueña de mis deseos.
Te has vuelto luna sombría
Te has ido... ¡ya no te encuentro!

Leer otros poemas de José Francisco Romero pinchando aquí.