Razones para una historia contemporánea de Aragón

José María Fernández Núñez
Para Carmelo Lisón, la autoridad que debe regir a Aragón en el siglo XIII es la ley, de manera que el poder no debería encarnarse en un monarca, ni en la iglesia, y esta ley como signo de identidad aragonesa, deberá ser interpretada por la autoridad imparcial del Justicia de Aragón, de esta manera la ley y su defensa, que permite la libertad será el valor máximo de Aragón. Según Ortíz Oses, algunos tópicos aragoneses serían dentro del mundo mágico, no es la misma magia y mitología, sino, la forma de narrar estos mitos y leyendas con socarronería y escepticismo. Por otro lado, otro tópico será que frente a Galicia y las Vascongadas, donde está más arraigado el mundo mitológico serán sociedades matriarcales, mientras la aragonesa será patriarcal.Así aparecen dos polos, el masculino dominante y el femenino dominado, este patriarcalismo aragonés será agrario y pastoril, jurídicamente ha sido creado a partir del derecho con la figura del mayorazgo y en ella, el tión, el segundo o tercer hijo de la familia, que no ha heredado nada y quedaba soltero, por lo que muchas veces debía vivir de los bienes de su hermano mayor, aún sin ser propietario de nada, así se daría una imagen de rudeza y dureza. Para Bada, los símbolos son un medio de comunicación, mientras el signo es un medio de comunión, un primer símbolo sería el nombre de Aragón, dice que un pueblo no hace un nombre si no sostiene una historia. Otro símbolo sería la tierra, dirá que la gente del campo y los labradores, son quienes más sienten a la tierra, como una mujer nunca conquistada, poco compañera y castigadora, será vista como una tierra pobre, contra la que se han hecho los aragoneses. No obstante, la mitad de los aragoneses viven en Zaragoza, lo que para él no impide que, el asfalto haga que estos aragoneses se sientan tan aragoneses como los demás. Otro símbolo es el Ebro, ya que Bada, dice que es hablar del agua, algo que ha estado siempre muy presente en los habitantes de Aragón, para Bada, es un elemento importante el agua del Ebro, que alivia la sed de las áridas tierras de Aragón y además hará que los habitantes se acerquen a sus riberas a vivir. También es visto como una vía de comunicación y unión con otros pueblos, ya que, es un eje horizontal que hace de Aragón una tierra de paso, lo que ha condicionado a sus habitantes durante toda su historia (introduce a Aragón hacia el resto de España, hacia la meseta, e igualmente es la salida natural de Aragón hacia el mar). Un nuevo símbolo de Aragón para Bada, es el Pilar, (según Lacarra es un símbolo del patriotismo aragonés) como símbolo del patriotismo español en Aragón. La justificación de dicho templo lo dará la tradición popular, pero lo más representativo del templo, no es la Virgen, sino el propio Pilar, que sería anterior a la venida de la Virgen en carne mortal para aparecerse a Santiago, así la sagrada columna, es aquello que amplía la imagen que sustenta, aquello que es el centro inamovible. Esto será así, visto como que el hombre en el comienzo ha de domesticar un terreno y buscar un centro donde hacerse una casa y poder subsistir, será el centro como un lugar de identificación, frente a la concepción del Ebro como lugar de paso. En relación con el Ebro, el Pilar es visto como un símbolo protector de la margen derecha de Zaragoza, donde no se dan las inundaciones, al contrario de la margen izquierda. También se ve al Pilar como protector en la guerra, desde la Guerra de la Independencia, por ello será un símbolo protector tradicional de Zaragoza como ciudad inmortal. 

LA IDENTIDAD DE LOS ARAGONESES Gaspar Menal, ve dos formas de identificación, una universal (un solo símbolo común) y por otro lado a través de símbolos muy locales de escasa población. Estas formas de identificación, se darán sobre todo en el ámbito rural y de las pequeñas ciudades. Para él la identificación más política global y urbana, será más pobre simbólicamente que la identidad más rica fragmentada en diversas localidades. La errática idea que subyace, es que, el nacionalismo ha sido un factor modernizador de los distintos pueblos, lo cual sirve, para dar un impulso político y económico. 

LA IDENTIDAD DE LOS ARAGONESES DESDE EL PUNTO DE VISTA LITERARIO Manuel Alvar, Aragón, Literatura y ser histórico. Hay quienes califican los ingenios y logros aragoneses de provincianos, pero este provincialismo, no provendría de un tópico general aplicable a todo lo aragonés, sino, frustración personal. Este provincialismo impide que, las personas tengan una visión general de los intereses generales (cuando este provincialismo esta movido por la mezquindad del egoísmo). Para ilustrar este hecho cita a autores como Feijoo, Unamuno, Menéndez Pelayo, Clarín, Lorca y Hernández que basan su obra. Se inspiran en su tierra natal pero que contiene un mensaje universal. Para defenderse de las acusaciones de provincialismo, dirá que, Aragón da un aspecto universal y trascendente a sus ingenios, como puede representar el hecho de que se dé una ausencia de literatura regionalista y en el caso de haberla habido, sus autores huyen de los tópicos más aragoneses. Así dirá que la literatura aragonesa, será de integración nacional. Discute el hecho de que el aragonés sea un idioma proveniente del tronco común (latín) o bien, cómo piensa Alvar, el hecho de que sea un dialecto proveniente del castellano o bien, de varios dialectos, y esto le servirá para decir como esta lengua dialectal, al contrario que al catalana de la misma raíz, no ha sido capaz de desarrollar una literatura propia, debido al carácter universalista (a cambio del localismo, universalidad) de los ingenios y logros aragoneses. Juan Carlos Miner, nos habla del Romanticismo y de la construcción de un Aragón romántico a partir del romanticismo español. Dice que la presencia del provincialismo en Aragón, está relacionada con el romanticismo y naturalismo en el siglo XIX y del vanguardismo en el siglo XX (años 40), entendiendo por provincialismo, la España interna que no es la gran ciudad. Esta relación con el romanticismo, se referirá a la guerra contra el francés, según Mainer, Aragón, se convirtió en un tópico romántico, con la evocación de los sitios de Zaragoza y de hechos más antiguos de la historia como los fueros de Sobrarbe, los hechos de 1591, etc., para los románticos y liberales aragoneses del siglo XIX, Juan de Lanuza será la visión de la libertad frente al que es el gran enemigo Felipe II. 

IDENTIDAD ARAGONESA DESDE LA ECONOMÍA Fin de los años 60 y comienzos de los 70, el gobierno de Franco proyectó crear una serie de polos de desarrollo para favorecer la inversión privada y la aparición de industrias. Sobre esto se tenía la creencia de que en Aragón desde Zaragoza, se extendería el desarrollo económico para bien de la comarca, pero Gaviria dirá como el crecimiento desmesurado de Zaragoza se está convirtiendo en una ciudad megalocéfala, que tiende a aglutinar la población de Aragón, dejando un campo desértico y creciendo Zaragoza en detrimento de las otras comarcas. Pero cabe decir contra la tesis de Gaviria, que este crecimiento poblacional de las ciudades, es el normal en la mayoría de los países occidentales capitalistas y no obedecerían a un modelo americano o francés, como dice Gaviria, este dirá que, el crecimiento espectacular de Zaragoza oculta el subdesarrollo y la pobreza que existe en muchas partes de Aragón (pág. 302). Este concepto de subdesarrollo será acuñado por Rostow, junto con el de desarrollo y país desarrollado, dirá que un país ha de tener un crecimiento económico durante 15 o 20 años de un 4% para considerarse como países desarrollados, este será el denominado despegue económico o take off. Será una teoría concebida en el marco de la campaña presidencial de Kenedy, ofreciendo facilidades para que los países del tercer mundo o recientemente descolonizados, pudiesen alcanzar este nivel de desarrollo Occ., pero habrá otros como Bairoch o Amín, que decían que esto no era así, que todo el mundo constituiría un conjunto con un centro de países capitalistas desarrollados y una periferia de países del tercer mundo. Así, el flujo de intercambios, será el de los productos el tercer mundo que van a parar a los países del centro y los productos de los países capitalistas se intercambian entre ellos, de este modo no habría países en vías de desarrollo, sino que el centro viviría de la periferia. A partir de estos planteamientos a comienzos de la transición, se darán argumentaciones de la existencia de un centro y una periferia, y así el primer nacionalismo aragonés, partió del hecho de que Aragón en la estructura económica española, era exportadora de sus recursos sin recibir nada a cambio, de modo que Aragón sería una periferia de la que viviría un centro que sería Madrid, Vascongadas o Cataluña. Gaviria extrapola este planteamiento con un centro en Zaragoza y una periferia, el resto de Aragón, dice que además de aprovecharse del resto de Aragón, Zaragoza, no ha aportado ninguna modernidad al resto en su conjunto. 

LA IDENTIDAD DE ARAGÓN DESDE LA HISTORIA CONTEMPORÁNEA El mercantilismo aragonés :  será un nacionalismo creado, no, en Aragón sino en Cataluña, y sobre todo en Barcelona, por la colonia aragonesa y estaría muy influenciado por ese nacionalismo catalán. Uno de los máximos exponentes de este nacionalismo aragonés será Gaspar Torrente (1919) en ese año, la utilización de la palabra raza será algo normal, procedente del darvinismo anterior, en el mensaje de Torrente, debió estar muy en mente la historia medieval y de la época de la configuración del reino de Aragón. En todos los estatutos propuestos a lo largo de la historia por Aragón, todos ellos, hacen referencia a la singularidad histórica del reino. Uno de estos proyectos de estatuto de autonomía, fue presentado en 1923 a Primo de Rivera, apoyado en su dictadura por la Liga catalana, con las pretensiones de los catalanistas de que Primo de Rivera, pusiese en marcha un estatuto de autonomía para Cataluña, así se comprende la presentación por parte de estos aragonesistas de éste proyecto estatuario. En el actual estatuto (1982) de autonomía, se sigue imponiendo la singularidad histórica (y unidad histórica) este estatuto, fue posteriormente reformado en el 93, justificando con la razón histórica la nacionalidad aragonesa. Ha sido pues la historia un elemento recurrente a lo largo de la misma para erigirse en una unidad. Esto contrasta, porque no ha sido desde los historiadores, desde donde se ha escrito en favor de esta identidad y su justificación, de ahí la existencia de una verdad vacía, que indoctos manejan a su antojo. La historia contemporánea como tal surgirá en los años 50, configurándose definitivamente en los 60 y durante esta corta existencia, no se planteó un pensamiento aragonés y sobre la identidad aragonesa. No será hasta los años 80 y 90, cuando comiencen aparecer los primeros trabajos sobre la historia contemporánea de Aragón, impulsados por Eloy Fernández Clemente y por Carlos Forcadell. Eloy Fernández Clemente "Aragón sí tuvo una identidad histórica. La Historia se hace mediante los usos y costumbres que se conforman en nuestro pasado inmediato, también un grado de desarrollo de todos, (identidad política) permitirá crear una identidad aragonesa común. Carlos Forcadell ¿por qué y cómo estudiar Aragón?, partirá de la reflexión de que se enseña lo que se sabe, puesto que faltan investigaciones a pesar de llevar últimamente, varios años continuados (sobre Historia Contemporánea de Aragón). El principal objetivo es proporcionar una mejor Historia de Aragón para conformar una Historia Contemporánea, para poder entender los hechos y problemas actuales (una visión histórica y global). El principal objetivo es la mejora de la enseñanza de la historia aragonesa, sin dejarse llevar por los nacionalismos. La Historia Contemporánea de Aragón, sería la visión de cómo se ha dado la inserción de Aragón, dentro de la totalidad de un territorio más amplio, que representa España.

Zaragoza a 6 de octubre de 2015.

José María Fernández Núñez. Historiador