Última mirada


Poema de Julio Francisco Alcalá Neches

Eras entonces tan mayor
y estabas tan enfermo
que no pude negarte el gusto
de acercarte por última vez
a la orilla del mar
en la casa de baños del Grao.

No querías hablar conmigo
todo lo decías a tu interior,
te despedías del mar para siempre
y tu mirada hablaba por ti.

Al final con el gesto serio
me has dicho al retirarnos
–si existieran palabras
que expliquen lo que siento,
que las digan los poetas
que aman al mar y al viento–
Y yo te dije:
Palabras están todas
el problema es ordenarlas.

Tu mirada en mi recuerdo
levanta imágenes dolorosas
como la de un padre 
que casa una hija única
o un músico que sabe 
que no oirá más música.
Eras un pintor despidiéndose
de su obra más lograda
que nunca hubiera querido vender.

La sal de las lágrimas mientras escribo
llega a mis labios con el recuerdo
del salado sabor eterno de nuestro mar.


Darrera mirada

Eres llavors tan gran
i estaves tan malalt
que no vaig poder negar-te el gust
d'acostar-te per última vegada
a la vora del mar
a la casa de banys del Grau.

No volies parlar amb mi
tot ho deies al teu interior,
t'acomiadaves del mar per sempre
i la teva mirada parlava per tu.

Al final amb el gest seriós
m'has dit al retirarmos
–si existeixen paraules
que expliquen el que sento,
que les diguin els poetes
que estimen el mar i al vent–
I jo et vaig dir:
Paraules estan totes
el problema és ordenar-les.

La teva mirada en el meu record
aixeca imatges doloroses
com la d'un pare
que casa una filla única
o un músic que sap
que no sentirà més música.
Eres un pintor acomiadant
la seva obra més estimada
que mai hagués volgut vendre.

La sal de les meves llàgrimes 
arriba mentre escric als meus llavis 
amb el record etern 
del salat gust del nostre mar.

Leer otros poemas de Julio Francisco Alcalá pinchando aquí.