Juan Antonio Arroyo Díaz: poemas


Contigo Lennon (*)

Fantasía sobre el tema musical  “ IMAGINE”
 “Tú y yo soñaremos que la vida brillará…”
John LENNON  ( 1940-1980 )

Sorpresa  es tu canción 
de un tiempo arrebatado al universo
que clama por salir de tantos mapas
con magias destructoras.
La Tierra de belleza está vestida 
rotando por tus manos
gira por las elipses de tus ojos
del Sol y de su Luna compañera.
Desciendes hasta un bosque
diverso en los tapices
donde juegan los niños con sus padres
y luego junto al mar…, ya no hay fronteras.
La plaza está amueblada con palabras
para pensar en otros
que ya no se destruyen…,
las armas son cenizas
la vida es alegría.
Te llaman soñador pero no importa
y es que sabes de un mundo insondable
que los amos manejan con la muerte
cuando sólo es la paz con la que vives.
El mundo está adornado de bellezas
con todos sus impulsos
viste los ojos buenos
de aprendices.
Mas permanece  el orbe dividido
el hambre y la avaricia son consignas
que siguen en los móviles durmientes,
sin cerebros
sin pasiones
sólo imágenes.
Un día aparente te quitaron
de un mundo artificial y fronterizo
que besa con las balas su justicia
y no la que da el salto por tus ojos.

El cielo y el infierno se inventaron
los amos de las fincas
con sus trajes…,
seguro que descansas infinito.
Pero llega el ocaso necesario
de tantas podredumbres
y manipulaciones electrónicas,
lo que quiere decir que no estás muerto…,
que vives y eres as de corazones.
La luz ya sobrecoge en la mañana
todo lo que no es yo sino nosotros
de una ciudad que juega
goza el día…,
brillante es nuestro sueño.
Octubre 2015 
                                                                                                     
(*) Poema Finalista del Premio “Soledad Escassi”, del Aula de Encuentros del Círculo de Bellas Artes  2015  Madrid



Acoso

En recuerdo de la investigación educativa
"Psicodrama pedagógico"

Los guantes son la cárcel de mis manos 
con ellas se repasa al enemigo
lances muy caprichosos para enanos
al fin voy a meterme ya contigo.

Me río de sus parches tan livianos
que miran a otra parte y yo prosigo
puedo sentirme como los tiranos
soy arma de humillar, ya te lo digo.

Pero ahora ya no puedo, estoy desnudo…,
mis guantes se han fundido entre las llamas
al verme en el teatro con su nudo.

Percibo ya en tus ojos, me reclamas
a un nuevo amor contigo, no te eludo…,
podemos subir juntos a las ramas.