Escondido


Poema de Carlos-Mateo Pérez Llorente

No parece posible, con los conocimientos actuales, poder desvelar los misterios esotéricos del intangible humano, aunque parece haber ciertos indicios de cohabitación inmaterial en nuestro organismo.

Oculto en el cerebro se encuentra

aquello que nos hace personas;

aquello que habita en nosotros

hasta que el cuerpo abandona;

hasta que un día plácido levita

para flotar ingrávido en la nada

el invisible espíritu que tiene,

en su continente incorpóreo, alma.

Aquello que trasciende el éter,

aquello que siente y que ama;

aquello que no puede entenderse

con explicaciones racionales claras…

Que hay nubes que no despejan;

que hay nubes anquilosadas

que interceptan y escapan a la visión

de la etérea e inmaterial sustancia;

de lo que se quisiera poder ver,

pero la perspectiva no alcanza;

de lo que se quisiera poder saber

y la sabiduría también falla,

pero hemos de creer que hay fuego

cuando algo quema o abrasa

aunque sea imposible que se vea

… ¡El resplandor de las llamas! 


Leer otros poemas de Carlos-Mateo Pérez Llorente pinchando aquí.