A cuchillo


Poema de Rosa Rodríguez Núñez

No lo he soñado,  no pertenezco a este mundo.
Me muevo entre sombras de una calle que desconozco.
Un muro electrizado me bloquea.
Mi peso ya no es ligero
y las moscas  me molestan con su asqueroso revoloteo.
Todo es inanimado, de piedra y del revés.
Necesito pisar los bordes  y no dejar márgenes
en las páginas que nunca escribiré.
Pero todo es soportable, hasta la soledad 
que entra sin hacer ruido.
Asumo esta carga sin pensar que sea locura.
¡Qué prodigio vivir en la ingenuidad,
ser  estúpido y tragar las migajas que te arrojan…!
pero ser idiota no me seduce
aunque los locos, posiblemente, sean más dichosos
tumbados en el sillón de batas blancas.
Sufro lágrimas de condenado a muerte
y no deseo a nadie con quien hablar
porque  mi puerta es un cuchillo que afila las palabras.