El rumbo del corazón


Poema de Beatriz Belinchón

Cuando la mente arguye
y los sentidos mienten,
en pros y en contras fluyen,
los rayos del corazón,
que dan a la cruel sinrazón
un rumbo que construye.

Y cuando el ladrido huye
a causa del mal que siente,
el corazón lo convierte
en otra nueva ilusión;
en trabajo y en amor
el corazón lo revierte.

En caballero, he de verte,
convertido con tesón.
En el cielo, he de tenerte
como amigo o como amor,
para darle siempre, siempre,
la razón al corazón.

Leer otros poemas y relatos cortos de Beatriz Belinchón pinchando aquí.