Poemas de María Sánchez

Las letras

Me refugio en los grafemas,
consonantes  tras vocal que saben de mi yo,
esas que se forman con tinta que hierven
y corren por los renglones torcidos
que escupen mi empalagosa rabia;
Deshojan la desdicha de mis pensamientos,
la miseria de mi alma desbocada
y me roban la identidad…
En ellas me refugio para honrar a los muertos,
a aquellas flores del desierto
que suplican a cada  pedrada
cuando apuntan a la yugular de su cuello,
Me refugio,
para que el olvido no se escriba con palabras de arena.

Las letras, me chupan la sangre
de la mujer que llevo dentro…
Me refugio
para dibujar los grafitos de mil colores,
en paredes evisceradas, desconchadas,
las banderas que hondean la victoria
en este planeta llamado tierra.

Me refugio de  la vergüenza ajena
porque el maltrato  no entiende de culturas,
el horror de esta guerra de machos y hembras
siempre disparan a los corazones débiles
y a vientres sensibles que cobijan el horror del planeta.

Desde el amor que no conoce fronteras,
desde la matriz de mujer pariendo la  vida,
con versos de fuego, gestado en poemas,
Digo “NO” a esa libertad con cadenas.