Salud, mundo


Poema de Ana María Lorenzo
De las cosas políticas
y del loco delirio,
inhalo grandes bocanadas de humo.

Coser de las palabras
de un mundo sin conciencia.
Y me río de lo que muestran.

Y soy poeta gimiendo
con polvos para inválidos
e inconformismo para otros.

El negro cuervo
bate sus alas acusando
mi pereza.

También yo soy intraducible
como los parlantes de boca ancha.      
Me entrego al aire.
Me entrego al lodo.
Me pierdo y me detengo.

¿Dónde está la cosecha?

¡Mirad qué modo de vida ésta!
¡Mirad voltear al globo!
¡Mirad que tiempo de bobos!

¡Salud, mundo!
Entro en ti.
Camino.
Observo.
Y creo en lo que no se ve
y en las lejanas estrellas.

Me marcho. 

Leer otros poemas de Ana María Lorenzo pinchando aquí.