Poemas de Natalia Royo Saura


Generoso, en fluir

Y se acrecienta el verso
En exaltado arpegio
De emociones,
Que en rendirse
Las armas en clamores,
Ante tanta fuerza
De pasiones,
No alcanzo albergar
Tal contenido,
Siendo estéril
El empeño,
En lograr mi cometido,
Que por tu certera pluma,
Veo costoso,
Y doliente lo vivido,
Justo y sensato
Para nada reprimido,
Generoso en ofrecer
Tu mano como amigo,
Sabio en saber,
Que duele más,
Lo callado;
Que lo compartido,
No, me cabe si no,
Mi mayor admiración,

¡¡ Señor Bellido!!

Poema dedicado a Francisco Bellido de Sant Feliu con motivo de la entrega del escudo de oro de la Unión Nacional de Escritores de España.


Tiempo efímero

I

Se muda el aliento 
en desaliento 
Impertérrito proceso
recreado en mariposa
crisálida enjaulada
en su capullo.           

II

Mar inmenso que evapora
hacia nubes esponjosas
agua que salpica rocas
corazones y amapolas.

III

Pupilas dilatadas 
del deseo
Imperturbable hazaña
que atesoras.

IV

Restauración pueril
pasatiempo vano,
disfrazando la piel
del color mundano.

V

El pasado no es presente
el futuro ya es pasado 
llega y no llega,
viene y se va 
el mañana esperas
ha pasado ya ..!


¡Quién ha sido!

Aplastante el hálito
enquistado en mi alma,
si cuando acarició
tu mirada inquieta,
al sucumbir descubro
que no fue cierta.

II

Esa pesadumbre
que locura encierra,
quema mis silencios
y arde en mi hoguera,
mil cuchillos clavan 
en mi noche negra.

III

¡Esa magia oscura
esa triste meiga,!
¿Quién torno mis soles,
esta primavera?
¿Quién barrio alegrías?
¿Quién sembró tristezas? 
¿Quién que me lo digan? 
¿Quién que yo lo sepa?