Ese mar de amor


Poema de María Luisa Carrión

Sin apartar mis ojos de los tuyos
de mirar vivo y profundo,
azules como un cielo recién estrenado.

Aquella niña de inmaculada inocencia
que hasta ese momento fui,
supo que todo estaba escrito.

El universo se había detenido,
piel y alma se habían aliado…
dejándome llevar por mi debilidad.

Con la mirada de una amante fiel, 
mi cuerpo comenzó a sentir 
un primitivo latir de vida.

Ese mar de amor  que me habitaba,
guardaba en mi interior
un corazón desbocado.

El destino es nuestro, es de nuestra medida.
Si te quedas a mi lado siempre seré,
el aire que necesitas . 

Leer otros poemas de María Luisa Carrión pinchando aquí.