El ritmo de la vida


Poema de María Luisa Carrión

¿Para qué vuelve a sonar 
la  música del mundo
si no es para sentir
el ritmo de la vida en el alma?

Se contrae la garganta del tenor, 
canta con una laringe rota.
Nuestro oficio no es nuestro destino,
el alma es lo que cuenta.

Más allá al final del mar
está la isla que busca el navegante,
no sé qué espera encontrar en ella
yo sólo vine aquí para cantar.

Encontré rotas las cuerdas de la guitarra,
me sentí vacía, desolada… 
ella no sabe que su sonido me hace feliz.

La música y el baile,
el gozo de estar juntos
dan sentido a mi vida, 
más se detuvo la música…
y con ella, todo el ritmo de la vida.

Leer otros poemas de María Luisa Carrión pinchando aquí.