Tu sonrisa


Poema de Miguel Ángel Matamala

Me alegré de esa mirada
entrecortada,  perspicaz, sagaz
que ofrecías en el ámbito
confuso de una noche insegura.
Pero lo que más me subyugó
fue tu sonrisa, abierta, clara,
nívea, que a la mañana
siguiente esbozabas como
una imagen primaveral,
de una ninfa marina
que en sus aguas marca
sus huellas, tímida, jubilosa,
y así mi corazón incauto
se impregnó  en  celos
del sol que te templa a besos,
del mar que te rodea y abraza
del viento que su brisa te acaricia.
Y ahora girando en rebeldía,
mi corazón se oprime,
en las arduas noches de espera,
a que tu presencia me otorgue
una mirada inicua, astuta
y una sonrisa avispada,
penetrante de lo más hondo
de tu pensamiento.

Miguel Ángel Matamala es delegado en Córdoba, Málaga y Granada de la UNEE.

Leer otros poemas de Miguel Ángel Matamala pinchando aquí.