Atado a ti


Poema de J. Pellicer

Sin separarme nunca de ti;
tu encierras mí historia, la de los míos,
me hablas de otros mundos, de otras gentes...
yo vivo atado a ti, como si fuera parte de ti.

Mis manos envejecidas y temblorosas
sonrisas imposibles dibujan sobre tu cuerpo,
acaso buscando aquél amor,
acaso borrando aquél dolor.

Atado a ti,
como tu azul a tu cielo,
como el pájaro a su aire,
como la rosa a su espina,
como esa mirada que adivina
que en la calma de tus días
busco y busco en silencio, mi alegría.

Atado a ti,
sin separarme nunca,
en esta vieja taberna que me sabe a sal y brea,
borracho de ron, borracho de ayer,
en pie, abrazado imposible a mi sueño,
como quijote implorando a su dulcinea,
sin amo, sin rumbo… sin dueño.

Atado a ti
mi mar azul, mi mar bonito… mi amigo;
atado a ti quiero seguir,
meciéndome en silencio,
escuchando tus músicas
inventadas solo para mi;
cerrando los ojos,
y esperando tu ola final,
la que llegue… la que me lleve.

(Poema publicado en el libro “Los te quiero que no se dijeron…)

Leer otros poemas de J. Pellicer pinchando aquí.