El silencio


Poema de Rogelio Martínez Arévalo

Una vez le grité al silencio
y no debió oírme,
pues no me respondió,
el silencio suele hacerse
el sordo ante los sonidos
sincopados y estridentes.

Hay quien no entiende el silencio
de los silencios,
Pero, los hay sonoros,
también suelen ser tensos,
incluso los hay que dan miedo,
Aunque, el silencio maternal de madre,
debe de ser algo mágico.
Me habría gustado conocerlo.

Leer otros poemas de Rogelio Martínez Arévalo pinchando aquí.