Marcelino Menéndez regala su “lírico mundo” en “Carrusel de poemas”

El escritor presentó el último de sus poemarios en un acto de la Delegación Regional en Murcia

El pasado 8 de septiembre tuvo lugar en la Sala Grande del Centro Cultural “Las Claras” de la Fundación CajaMurcia el primero de los actos programados por la Delegación Regional para este último trimestre del año, donde fue presentado el libro “Carrusel de poemas”, del escritor y miembro de la UNEE Marcelino Menéndez.

El acto comenzó con las palabras de bienvenida del delegado regional, Juan A. Pellicer, quién, tras dejar patente el agradecimiento al Centro Cultural Las Claras en la persona de su director Ángel Campos, así como al público asistente, comenzó su breve intervención apoyándose en la frase del escritor estadounidense Alcott, “un buen libro es aquél que se abre con expectación y se cierra con provecho”, señalando precisamente la importancia de estos actos dado que es en ellos donde se puede comprender “un poco mejor” el “universo interno de los escritores, sus soledades, sus inquietudes y motivaciones. Es en ellos-añadió Pellicer- donde con la cercanía de su presencia podemos, quizá, llegar a entender mejor su obra; esta de la que ahora disfrutamos”.

Pellicer presentó a continuación a Antonio Bianqui, poeta y miembro de la UNEE, quién a petición del propio autor fue el encargado de dar a conocer la obra, reconociendo nada más tomar la palabra que aceptó encantando el honor que le suponía tal “encargo” aún reconociendo el “compromiso” y la “responsabilidad” que ello suponía, dado el “afecto, admiración y respeto” que Marcelino Menéndez le inspira y profesa.

Comenzó Bianqui su intervención leyendo unos versos de Benedetti, y enfatizando que “mi deseo de esta tarde es golpear y golpear, de forma sutil pero insistente, para que un poeta de espléndida pluma y aquí presente, no olvide que lo es: Marcelino Menéndez González”.

Tras hacer un recorrido por la biografía del autor profundizó en su obra, destacando el “ritmo, musicalidad y orden”, además de las que consideró unas “mimadas combinaciones de vocablos”. Así, pidió que con la lectura de la obra de Marcelino Menéndez, “verso a verso, vivamos armónicamente y sintamos en carne propia, esas agradables sacudidas que nos regala de su lírico mundo”, y continuó afirmando “Carrusel de poemas” ha sido “meritoriamente reconocido por su gran nivel poético. Así lo avalan –dijo-  los diversos premios del que ha sido merecedor”.

Recogiendo algunos de los fragmentos de los poemas contenidos en el libro finalizó Bianqui su intervención emplazando a los asistentes a que leyeran y saborearan despacio la obra, pues “cada uno de sus poemas les irá dejando, tras su lectura, una grata esencia que les perdurará en el sentimiento”.

De nuevo retomó la palabra Pellicer para presentar al que sin duda era el protagonista del evento, reconociendo el “aprecio” y la “consideración” que le une a este autor del que dijo sentirse “muy cercano” tanto en la faceta literaria-llegando incluso a coeditar un libro “Versos de vida y verdad”-, como en la personal donde ambos se reconocen como “amigos de confidencias y largas conversaciones, que se miran a los ojos”.

“Una mirada al pasado”

A continuación, y tras conocer un poco más sobre la vida y obra de Marcelino Menéndez a través de la lectura de su reseña biográfica, tomó éste la palabra agradeciendo en primer lugar a los asistentes así como a la Delegación Regional de la UNEE haber impulsado este nuevo acto dedicado a su poesía. Reconoció estar muy “contento” y “emocionado” por las muestras de afecto que está recibiendo, aún admitiendo que su faceta creativa se ha visto “un poco ralentizada” en los últimos meses como consecuencia de sus dolencias.

Prosiguió el poeta su intervención considerando que su poesía –al menos en lo último que ha escrito- siente que es “una mirada al pasado”,  un “envolverte en los recuerdos”, que “son muchos” a los 84 años.

También deleitó el poeta al público con la lectura de algunos de los títulos contenidos en su “Carrusel de Poemas”, quién al finalizar la lectura no dudó en responder con un sentido aplauso.

Quiso finalizar su intervención haciendo partícipes a los asistentes de otro motivo el cual también reconoció producirle especial alegría, dado que al día siguiente partía con destino a su tierra: Asturias, donde había sido invitado especial a clausurar unas reconocidas Jornadas Literarias impartiendo una conferencia.

Tomó la palabra Pellicer para sugerir y proponer un pequeño coloquio entre el público y el autor, lo cuál origino una animada charla donde entre preguntas y respuestas se vivieron momentos muy emotivos.

Finalmente, y como viene siendo habitual con las fotografías para el recuerdo, la firma de ejemplares y la información e invitación a los próximos eventos programados por la Delegación, quedó clausurado el acto por parte del delegado regional.