Cuerpo de palabras rotas sin destino


Poema de Marlene Denis

Quien quiera mis ojos
                            que pida mi tristeza.
Este arcoíris de papel juega a la mentira
mientras la alquimia sabe a quemarropa
y bebo su desmayo
para disparar todas las hordas
                             que me arranco de la voz.
Tengo al horizonte entre los dedos
y tengo mi rabia.
Al hacer el amor
                tiendo mi trampa dulce
                                             fulminante…
Quien quiera mis ojos
                             que acepte mi crimen.

Leer otros poemas de Marlene Denis pinchando aquí.