Todos los exilios andan cuesta arriba en el Parnaso


Poema de Marlene Denis

Exiliada de mi hogar me refugian los caminos
que me devuelven el paisaje a contraverso
y me implican en las fechorías de su encanto.

Exiliada en mis demonios 
me refugian acuarelas consumidas en la escarcha
me cobijan los otoños y el sarcasmo.

Exiliada en la poesía 
traigo huesos convertidos en arena y me levanto 
y me echo un unicornio en el bolsillo y voy en busca de café 
y en busca de un sol y de mi cuerpo.

A duras penas ando con un poema inflamable
y su buena carga de nicotina.
A duras penas trato de matarme con un verso.

De mi ronca poesía nacen manifiestos
que me acusan de querer parecerme a los poetas
y no sé prevenir los incendios
que afloran en mis trastornos de conducta.

De mi ronca poesía nacen telarañas
como martillos
celdas o fusiles que apuntan a mi pecho.

Marlene Denis es delegada regional en Cataluña de la Unión Nacional de Escritores de España.

Leer otros poemas de la autora pinchando aquí.