Nana del llanto amargo


Poema de Juan Carlos Muñoz

Perdió mil batallas,
cuántas fatiguitas
que su pobre alma,
en silencio grita.

Desea la muerte,
no quiere vivir
está muy cansado,
de tanto sufrir.

Secretos guardados,
un amargo llanto
penitas ocultas,
triste desencanto.

Siempre quiso ser,
buen amigo de la libertad
y se refugió,
noche y día tras la soledad.

Y de contrabando,
habla con la luna
una fiel compañerita,
sin duda su gran fortuna.

Leer otros poemas de Juan Carlos Muñoz pinchando aquí.