Llueve a manantiales


Poema de Armando Arzalluz Carratalá

Como lloran las almas que están en cautiverio,
te digo amiga, que no sientas el enojo,
pues de esta vida, todo se espera,
y ella sigue transcurriendo,
estaremos cobijados por el mismo cielo,
pisaremos la misma tierra mancillada,
ya no tengo esa sombra
que estaba presente en mi mirada,
supe entender que es difícil cambiar, 
fui habitante con los cinco sentidos,
me despedí de cosas queridas,
que un día fueron luchadas
pero a la hora de mi partida,
nada he de llevarme, todo queda,
tómelas quien quiera, no siento derrota,
los sucesos no pueden evitarse,
y llueve, lo sigue haciendo,
porque hay diversos espacios y lugares,
que hay quienes lloran por estar en cautiverio.

Leer otros poemas de Armando Arzalluz Carratalá pinchando aquí.