Tengo un dedo


Poema de Leonor Villaseñor

Tengo un dedo
que no escribe.
Una poesía perdida.
Un llanto en la
madrugada
y una Cruz en el olvido.
Tengo raíces y puntas
y unos ojos de ternura.
Tengo un papel y
una pluma
donde todo es locura.

Leonor Villaseñor es Delegada Permanente de Discapacidad de la UNEE.

Leer otros poemas y relatos cortos de Leonor Villaseñor pinchando aquí.