David Fernández Rivera vuelve a vestir de poesía visual las aulas de O Porriño

A lo largo del mes de marzo, y por segundo año consecutivo; el poeta, dramaturgo, artista plástico y educador, David Fernández Rivera ha visitado diferentes centros educativos del municipio de O Porriño para ofrecer su taller de poesía visual “Proyecto Caligrama 2000”. En él, los alumnos han recorrido junto al autor un viaje electrizante a las entrañas de las manifestaciones menos tradicionales de la poesía. La iniciativa ha estado impulsada y organizada por Lourdes Moure desde la Concejalía de Educación.

El “Proyecto Caligrama 2000” busca llevar al extremo la imaginación de los más pequeños. Para ello, Rivera se apoyará en una nueva pedagogía que revisa a los más grandes pensadores educativos para ponerlos al servicio de muchos de los valores que nos ofrece la renovación poética. Gracias a este nuevo modo de entender el proceso educativo, el alumnado aprenderá a descubrir un mundo mucho más cercano de lo que parece, es decir, el universo infinito de esa poesía que no siempre crece sobre el papel.

Los niños, no solo dejan a un lado sus ideas preconcebidas sobre creación, sino que también aprenderán a utilizarla como herramienta de interacción para con sus compañeros, educadores, sus propios sentimientos o para con el mundo que les rodea.

David Fernández Rivera, a través de su innovadora pedagogía, despierta con este taller una ilusión que hace que los más pequeños queden literalmente hipnotizados por la magia de la lírica más contemporánea, algo mucho más cercano de lo que parece; tanto es así, que algunos centros enraízan en la vocación del poeta para mantenerla perenne en sus proyectos educativos.

Este es el caso del CPI da Ribeira, que buscará inmortalizar las horas vividas por el poeta con un gran mural en el que los alumnos pintarán poemas creados por ellos mismos en las instalaciones del centro. Esta iniciativa ha sido impulsada por la dirección del centro, inspirada por el entusiasmo y solicitudes de los niños y niñas. Este gesto demuestra hasta qué punto la poesía puede sorprender a todos y cada uno de nosotros si se enseña con la transparencia, libertad y creatividad de los más pequeños, de hecho, los valores de la infancia son uno de los pilares sobre los que se asienta y promueve este taller.

Por encima de todo, el “Proyecto Caligrama 2000” es una apuesta muy clara por todos esos valores que está perdiendo nuestra sociedad, unos valores que impulsan la creación de la realidad poética más rompedora y actual. Y así, dentro de un entorno de intensidad y participación constante, los estudiantes profundizarán sobre el marco en el que no solo se desarrolla la poesía, sino también su propia realidad e identidad. David Fernández Rivera tiene muy claro que quiere motivar la efervescencia de los infantes hacia las diversas manifestaciones de la poesía, pero siempre sin olvidar la totalidad de una educación desde y para la vida, a fin de cuentas, el gran pilar de este proyecto.