David Fernández Rivera retoma su labor pedagógica en las aulas

El pasado mes de noviembre el poeta, dramaturgo y educador vigués, David Fernández Rivera, recibió una Mención Especial por su poema visual “Tridente” en el II Concurso de Poesía Visual Villa de Bormujos. Dicha obra estuvo expuesta hasta diciembre en el Centro Cultural La Atarazana (Bormujos, Sevilla) dentro del marco de la exposición del concurso, formada por las obras de los autores finalistas.

La obra, que forma parte de la colección “Rostros de Cuarzo” de Rivera, también estará incluida en el próximo poemario del autor, que se publicará próximamente bajo el título “Libertad”. Asimismo, “Tridente” ha sido posteriormente antologado en “Unidos por la poesía. 22 entrevistas y antología”, una edición de Esperanza Melecio Salgar prologada por David Fernández Rivera, con la colaboración del Departamento de Arte y Cultura de Tuluá  (Colombia), así como en “Mano entregada”, una antología poética editada por Humanismo Solidario este 2018, donde más de 90 autores de diversas nacionalidades y disciplinas artísticas hacen una reflexión sobre la situación de los refugiados.

Tras este reconocimiento a su obra visual, David ha retomado un año más, su labor como pedagogo y educador a través del Proyecto Caligrama 2000, un taller de poesía experimental creado por el artista y que ya visitó multitud de aulas, tanto a nivel nacional como internacional. A través de este proyecto, los niños de quinto y sexto de primaria recorren junto al autor un viaje electrizante hacia las entrañas de las manifestaciones menos tradicionales de la poesía, como pueden ser la visual y objetual. Este taller no solo es un proyecto educativo, sino también una reivindicación de cara a reflexionar sobre el rol de los más pequeños dentro del panorama cultural, un objetivo que esta dinámica logra alcanzar con creces.

Después de visitar diferentes centros escolares en diversos municipios gallegos como los de Baiona o Covelo, donde las concejalías de educación y cultura respectivamente se han implicado para impulsar esta iniciativa pedagógica, David Fernández Rivera ha llevado este proyecto por primera vez al CEIP de Viñagrande-Deiro (Arousa, Pontevedra), donde el próximo trimestre estrenará el Proyecto Fonema 25, un paso más hacia la concepción total de la poesía. Además, el próximo curso el creador seguirá colaborando con el centro para impulsar todo tipo de propuestas que lleven al alumnado a encontrarse con una parte muy importante de su verdadera identidad: el continuo poético. Un objetivo compartido por el director del centro e impulsor de este conjunto de actividades, Javier García. De este modo, el educador vigués ha encontrado en el CEIP de Viñagrande-Deiro un proyecto de colaboración a largo plazo que se amolda a su visión pedagógica y reconoce sus características especiales.