Vomitar


Poema de Carmen Hernández Rey

Es necesario y da igual donde.
Puede ser en una hoja blanca
de papel,
en el mismo rollo del inodoro,
en un teclado
y, ¿por qué no? en esa letras llenas
de vieja estupidez que dicen
lo contrario, a costa de su propia
acidez.
Para vomitar vale cualquier papel,
incluso este teclado, plastificado,
oscuro que se adiestra a tu huella,
él, antesala del ánimo acorde
con la propia voz.
Vomitar, vomitar se puede, y casi es preferible
antes que dejar paso a las inmundicias
las que buscarán -otras vías
para resucitar en un blanco mayor.

Leer otros poemas de Carmen Hernández Rey pinchando aquí.