Ábreme la puerta del tiempo


Poema de Alejandro Señoris

Ábreme la puerta del tiempo,
Despertando la luz de mi alma,
Transformando cada latido eterno,
En el mar dulce que nos abraza.

Rebelame tierno como siempre,
Suave como el fuego de la llama;
Fragil dentro de mi pecho,
Que resucita cada noche cerrada.

El cauce de mis labios despierta;
En el reflejo que nos alcanza,
Portando en el silencio,
Caminos escritos de nuestra
mirada.

Recordemos ante lo nuestro,
La belleza de cada palabra,
Que queda dentro de nuestra piel,
Dejando cada una de nuestras huellas marcadas.

Resucitamos sobre el viento,
Descubriendo en cada gota de escarcha,
Ese suspiro que se siente intenso,
Ante el calor del corazón que nos ama.

Juramos ante el silencio,
Cada latido que nos rescata,
De la pena del olvido,
Dentro de nuestra vida marcada.

Somos la esencia de lo eterno,
Dentro de nuestras miradas,
Creando en nuestro pecho,
La sed de vida de nuestras almas.

Leer otros poemas de Alejandro Señoris pinchando aquí.