Poemas de Carmen Hernández Rey

Detén a la  magia

En el tiempo.

Circula por las anteras de mi flor,
en la noche que te nombra,
te porta
te atajada,
te convida,
                    -de magia-
en mis horas aquella
nos fue,
nos era.
nos es,
                    - previsoras-
nos llevan.

Detén a la magia dentro
y volvamos en el novedad
a cultivar la rosa
                    -en ella-
en su luz
en el brillo
la estrella
de nuestros ojos umbilicados,
sin olvidos
                    -atajemos-
caminos,
y tutelemos esquelas
sin humo y  lagrimas
ni pavesas.
                                        
Detén, detén a la magia
en la cima
                    -hermosura-
fantasías,
de este temblor que atiza
el lecho invicto
por tu himno,
                    - detén-

Detén la magia en los cuerpos
                    -desnudos-
los efluvios
los nervios
el manantial
las velas encendidas.

Detén a la magia amor
en las áureas llamador
de cuerpos y almas 
                    -prendidas-
en la magia samnita*
*Samnio pais de la Italia preromana.


Clandestinas


"Clandestinas huellas en la farándulas del corazón" poética extremeña -chrey-

CLANDESTINAS
Letras viajando en hilo
sin ovillo,
ovillo sin cuerda…
clandestino es el poema,
en la farándula del corazón,
enmudecido
enmudeció.
Entre líneas clandestinas
un dolor,
una queja clandestina
un no saber de amor.
De íntimos fuegos en los humos
y señal del tiempo
de un excéntrico corazón.
Clandestinos circos y escenarios
chinesco,
-donde- usted es lo mejor.
Clandestina la sed,
clandestino el nombre
clandestino los cuando
clandestino la frontera
y… cruzar sin…
intención
ni perjuicio
aún sabiendo que la espalda
mojará tu frente
y con dolor tus alas se vestirán
de roja flor.


Bajito dímelo

"Bandido corazón que en las ruinas de mí, alzas tu voz y cantas bajito, canciones de amor". Poética extremeña -chrey-

BAJITO
Susurras palabras que aborrezco
decir -bajito-
susurras en mi alma arruinada
el loco sentir de un bandido corazón
que narcotizado escupe, 
te escupe,
me escupe
nos escupe…
-bajito-
Bajito, sí… 
así, te amo en lo bajito
del alma, 
en lo bajito de mi voz
bajito y en las ruinas de mi alma
escondo a este mi dolor,
bandido corazón,
bajito dilo, bajito...
que nadie escuche tu voz.



Alma de Cherokee

"El arco dejó su última flecha, como signo de siglos atrás..." poética extremeña -chrey-

Ella baila rock en mitad
de la pista, y viste a lo Cowboy.
Es… es una diosa Cherokee de la pista,
multitud en una melodía, baila,
ella baila… a solas con la música
de rock, mientras sus pies en talón
y punteo hacen un inciso,
en el chasquido metal de la guitarra.
Alma de Cherokee, vagando
incluso en aquel lunar oculto
de la luna.
diosa escandinava de las aguas,
valquiria que danza el frío a las nubes
 exhalando
mastranzo  a tantas malas pulgas,
el humo mientras
danza como una
Ella es la valquiria que baila a pie
de albero,
en la nubes trenza a su pelo
y sus kiowas mocasines,
alto inician el pacto de romper
arco y flechero…
En la pista un alma de cherokee
y una diosa escandinava…


Amina Abdelrahman (Del Chad)

Es paloma en jaula de adobe
con agua y paja…
De  noche sueña con volar
como Juan Salvador Gaviota *
y a punto de lazar su vuelo
sobre aquella arena de sus ojos,
un llanto la despierta sin apenas
izar sus pies de la tierra…
Ya, despierta comprueba que
Richard Bach, tendría que escribir
otra novela que pudiese volar
con tres vidas inocentes
la suya y las Moustapha, Haroun
-sus hijos-
Amina vuelve a dormir,
ahora abrazada al pequeño
Haroun, él la coge tan fuerte
de su pequeño cuello
que cree desfallecer,
poco a poco quita sus manos
y respira lento para no despertarle…
Sin embargo ella no consigue
dormir,
una mano fuerte la volvió
a coger por su sexo…
la violó como cada noche
y entre lágrimas soñó
que era un pájaro con alas
de acero.
¡Imposible le era volar!
escapar y recorrer aquel viento
cálido donde no hubiera
manos de alambre y espino
y su rosa no volviera más a sangrar
de dolor y asco.


Guardianes de la tradición

En un desierto, estéril de amor
nacen flores,  
y sus estigmas hacen miles
de preguntas.
¿Caín dónde están tus hermanas?
Los cien millones de mujeres abortadas,
las que nunca sabrán leer
¡ poesía!
las flores heridas a cada tres segundos
de cada luna,
flor violada en la observancia
de los rubricados
y dictámenes ismaelitas
-flores mutiladas-
bajo el acero vil de prelacías.  
¡Di!
Caín!
¿Qué opinas!
Del medio centenar de millones,
-dos más cada año-?
¡Habla!
¿estás mudo?
¿No recuerdas a Leila Mafi?
vendida
prostituida
violada
castigada a ser lapidada
¿culpa, Caín?
¡ser niña de nueve años vendida!
¡Gritos, gritos de mujer!  
manos al cielo
-noventa latigazos-
a cambio de no morir
en las piedras de tus manos.
¿No me escuchas, Caín?
cierra tus ojos, escucha,
sueña como yo, mujer,
la niña.
Imagina, imagina Caín que…
John Lenon existe,
y que Berlín no tuvo muro,  
que los Amantes del Círculo Polar
se amaban antes de conocerse,
imagina,
imagina que no hay rencor ni tradiciones
que matan y mutilan,
odio y dolor que inspiren,
que hagan a una chica buscar
"una caja de cerilla y un bidón de gasolina…
¡Canta Caín, canta e imagina!
Porqué la mujer ama,
tanto, tanto… a la vida
que por ti, por amor la Mujer libre da
a su vida daría
Imagina que…
John Lenon existe,
Berlín no tuvo muro, 
los Amantes del Círculo Polar
se amaban antes de conocerse
y que las chicas no tienen necesidad
de buscar  "caja de cerillas
y bidón de gasolina"*

* Trilogía Millennium del autor sueco
Stieg Larsson


Un poema de amor

Para mí.

Me refugio entre flores geométricas,
hago círculos, busco caminos
en mapa…
Delimito y pongo trazos en líneas,
las curvos y zigzagueo por el rompeolas
de la playa…
-escribo poemas-
de mi talla,
para mí.
Con mis miedos busco en las palabras
a sus miedos,
me adentro y desnudo
las desnudo y hago astillas,
enciendo un fosforo
hago fuego templo el dolor
calmo la sed
busco el placer de un poema
con alma.
Nadie sabe escribir un poema
de amor, que sepa y me conozca
como yo conozco la deuda
entre mis sábanas.