Poema de María Emilia Gutiérrez Contreras

La intrusa

La intrusa
La tristeza fue la musa
Que prohijó mi inspiración,
La intrusa que fue ocupando
Poco a poco el corazón.

Anonadó mi razón,
Nunca supe bien porque,
Se hizo mi amiga secreta
Y fue mi segunda piel.

Más con el paso del tiempo
La tempestad amainó,
Se fueron los nubarrones
Y la tormenta escampó. 

Ahora mirando al cielo
Intento contar estrellas,
Le guiño un ojo al lucero
Y saludo a la luna nueva.

Mis ojos solo contemplan
Estampas de maravilla,
Hoy la noche me acompaña
Mientras mi piel acaricia.

Leer otros poemas y relatos de María Emilia Gutiérrez Contreras pinchando aquí.