Índole


Poema de Marcelino Menéndez

Todo surgió como un ensueño
de inspiración y de sombras;
vi el agua tranquila de los fiordos
huyendo de los remolinos,
contemplé cómo los ríos
se lanzan al vacío en saltos y caídas
que, al rebotar en el basalto,
se adornan de blanca espuma en busca
del ansiado remanso de su discurrir.

Percibí las arenas del desierto
con sus distintos colores y densidades;
vi aves que anidan y cómo
otras muchas emigran;
viví la sensación, de cómo el colibrí
topacio con su plumaje de oro parecía
haber traído el fuego del cielo;
noté el madurar de los árboles
sin apremiar sus savias
                                                      
y todo impregnado de silencios y belleza,
pero siempre quedó en mí,
entre otras muchas, una oscura incógnita;
¡el porqué del sentido de las cosas!