Sansano revive la figura histórica de San Isidoro de Sevilla

La escritora y pintora ilicitana ofreció una conferencia sobre el patrón de los escritores y de la UNEE

Ante un numeroso público que llenó el salón de actos del Casino de Elche, la poetisa, escritora, pintora y conferenciante ilicitana Maribel Sansano dio a conocer el pasado 24 de octubre con una breve pero intensa y variada ponencia la polifacética e interesante vida así como la fecunda e importante obra del patrón de los escritores de España y de la UNEE: San Isidoro de Sevilla.

Acompañada por sus amigos ilicitanos Francisco Sempere Botella, prologuista de uno de sus libros, y de Josep Esteve Rico Sogorb, escritor local, quienes hicieron la presentación y la introducción, Sansano resumió magistralmente en poco más de media hora la biografía y las obras de San Isidoro de Sevilla.

La autora inició la conferencia con una primera parte biográfica, introduciéndose dentro del personaje y hablando en primera persona y como un relato fue desgranando escenas de la infancia y de la juventud de San Isidoro, destacando aspectos como la especial relación de este con su hermano Leandro, anécdotas curiosas, entre otros detalles.

Tras esta "autobiográfica" primera parte, la ponente hizo un repaso histórico de la época en que vivió San Isidoro, recalcando la enorme influencia que su personalidad y su vasta y variopinta obra ejercieron en la sociedad de su tiempo e incluso a lo largo de la Historia, y sobre todo cómo, a pesar de ser bastante desconocido genéricamente, su huella persiste hoy en día.

La conferenciante explicó cómo en "Las Etimologías", obra compuesta de 20 tomos, San Isidoro recopila y explica los orígenes de miles de palabras en diversas disciplinas: biología, geología, botánica, filosofía, etcétera.

Concluyó la conferencia destacando que, pese a no ser un personaje conocido por todos, San Isidoro es patrón tanto de la ciudad de Sevilla como de numerosas entidades universitarias. Tras finalizar, se abrió un turno de preguntas por parte del público. Algunos de los asistentes mostraron su interés por conocer más acerca del patrón de los escritores y lamentaron que sea tan poco conocido, si bien reconocieron que, gracias a esta conferencia, se marchaban descubriendo mucho más al santo.

El acto terminó con un vino de honor, en amena tertulia entre la ponente y muchos de los asistentes.