También yo


Poema de Marcelino Menéndez

También yo estoy                       
en la región perdida
¡o cielo santo!
y sin poder volar.   

De la canción mexicana
"Las Golondrinas".

Es difícil significar la imagen de las edades
y las pulsaciones huérfanas, sin saber
su estructura ni su origen, rastreando sólo sombras
con diversidad de espacios y de sendas,
y en los pasos, la andadura de los días
generando toda una corriente de recuerdos.

Es una honda y larga vivencia que no acierto
el saber porqué tiene a veces, mirada de Universo,
aunque otras, de noches solitarias callado
y dolido en el silencio, al no saber nunca
ese porqué estoy y sigo estando, que me oprime
con fatiga constante de ser materia en movimiento;
doliéndome la garganta de no decirlo todo,
preguntándome cada día el porqué de lo imprevisto,
con los huecos de las dudas, sus verdades y su historia,
ante instantes confusos que cercan la imagen,
lo imposible, lo exacto y la razón.

Con el libro en la mano la página perdida
nunca descifrada, ante el cansancio y la ansiedad
de la palabra olvidada, y en la ribera de todos mis
                                                                                    sentidos,
vivir la penumbra de los años serenos, con palabras
de cristal hacia un futuro, que ignora mi llegada,
con el pulso de mi afán que late intacto.

¿Cuántas veces tropecé con aquel tiempo, que me
indicó otro rumbo, ocultándome perfiles para hacerme
creer estar llegando?...¡no lo sé!, no sé cuanto tiempo
la sombra que me habita se quedará conmigo,
oyéndome en el profundo lamento de mi nada,
en esa soledad viva e indiferente.