Llover

Llover...
es una forma... de dejar caer...
las contenidas lágrimas,
esparcidas por las calles.

Es un desgranar de rencores,
de ira, de impaciencia desatada,
de colores tristes que escapan...
de un alma sin arcoíris.

Es la dejadez, en el agua,
de las angustias disueltas
en las penas solitarias.

Es un romper de pesares,
que abarca todas las nubes
que nacen de madrugada.

Es la aflicción contenida
de las palabras sin nombre,
que caen, precipitadas,
desde el corazón del hombre.


Quedan, en las lagunas del suelo,
helados los sentimientos,
sobre las ondas cuadradas
de un círculo en movimiento.

Álvaro Cordón